martes, 28 de febrero de 2017

CRECE LA LUCHA EN EL NORTE DEL PAÍS

Ruidos Molestos Formosa Capital busca actualizar la normativa vigente

Después de la creación de Unidos por el Silencio en Corrientes y Vecinos Afectados por Boliches en Resistencia, surgió un nuevo grupo de lucha contra el ruido en la ciudad de Formosa, que busca actualizar la normativa vigente para poder sancionar la contaminación acústica derivada del ocio que producen algunos vecinos irrespetuosos.
Los damnificados lo han denominado Ruidos Molestos Formosa Capital y es conducido por Paola Paredes.
Se trata de un grupo de personas autoconvocadas, de diferentes barrios capitalinos, que se ven afectadas por el excesivo volumen de música proveniente de sus vecinos en horarios que se consideran de descanso. Estos ruidos que dejaron de ser “molestos” para convertirse en verdaderas agresiones acústicas, constituyen el principal motivo que los convoca en la lucha por la defensa de sus derechos. Se sabe también de vecinos que padecen otros tipos de ruidos agresivos tales como los provenientes de talleres de motos, canchas de paddle y fútbol que comparten medianeras con los domicilios, el ruidos de caños de escapes libres de motos, sin olvidar la contaminación callejera en épocas preelectorales.
Cansados de no ser escuchados ante reiteradas denuncias se unieron en busca de dar visibilidad y respuesta a esta problemática social. Existen grupos muy vulnerables, tales como adultos mayores con trastornos de sueño y personas de todas las edades que padecen ciertas patologías como la migraña, fobias, autismos, trastornos de ansiedad, etcétera a consecuencia de esta inconducta que es la violencia sonora.
Buscan no solo que las autoridades actualicen las normativas de convivencia vecinal, sino también promuevan cambios en las prácticas sociales que originan la contaminación acústica, e impulsen la concientización de la sociedad sobre sus perniciosos efectos, mediante la educación y la sensibilización permanente. El ruido debe ser tratado como un problema que afecta seriamente la calidad de vida de las personas. La exposición a ruido no deseado, impuesto, que enajena al individuo por asedio, asalto e invasión de su espacio privado, resulta un factor estresante de primer nivel. Así ha quedado establecido en dos informes específicos de la Organización Mundial de la Salud en los que además se advierte que cuando la situación es crónica, deviene en problemas psicológicos severos.

Reunión con autoridades policiales
Como parte de ese proceso, el lunes 6 de marzo de 2017 se reunieron con las máximas autoridades de la Unidad Regional Uno y la Policía Comunitaria.
En el cónclave consiguieron el ofrecimiento de un marco institucional para las próximas reuniones con otros organismos del Estado competente en el control de la problemática (Municipalidad, Juzgados de Paz, 911, Minoridad, etc), el seguimiento particular de cada uno de los casos que padecen los presentes, números telefónicos de los funcionarios a los que se podrá llamar en caso de urgencia  y la promesa de una próxima reunión para hacer una evaluación de las respuestas.
Ruidos Molestos Formosa Capital entregó un petitorio escrito detallado de la problemática de cada familia damnificada y el grupo insta a la comunidad en general a sumarse a esta lucha para lo cual ha creado un grupo cerrado en Facebook llamado Ruidos molestos Formosa Capital https://www.facebook.com/ruidos.molestos.718, en el que los interesados podrán unirse a la causa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario