sábado, 15 de diciembre de 2012


REPERCUSIONES DEL FILME NOISE

“En Resistencia logramos que las ordenanzas
sobre ruidos se apliquen a raja tabla”

La Asociación Unidos por el Silencio exhibió el filme Noise, una de las cuatro películas existentes en el mundo sobre los ruidos molestos, que explica como el ruido ajeno (producido por terceros) puede destruir el trabajo, la familia y la libertad de una persona y como se puede torcer la voluntad de funcionarios indiferentes.
A la velada cinematográfica asistieron vecinos de los barrios Laguna Seca, 17 de Agosto, Pueblito Buenos Aires, Aldana, Camba Cuá, Belgrano, Galván II, Villa Raquel y San Gerónimo y el presidente de la Asociación Civil Ruidos Molestos Resistencia, Carlos Alberto Regis.
Al concluir la proyección, se produjo un coloquio e intercambio de ideas en el cual Regis informó que en la capital chaqueña, luego de una larga lucha, se logró que la intendente Aída Ayala, funcionarios y concejales entendieran que los ruidos excesivos eran perjudiciales para la salud y rechazados por la mayoría de la población por lo que resolvieron aplicar a raja tabla las ordenanzas vigentes.
Esto hizo que tomaran la decisión política de quitar de la zona céntrica la gran mayoría de los boliches bailables.
“Algunos hasta traían bandas de rock a tocar en vivo pero gracias a Dios primó la cordura y logramos que los saquen fuera de la ciudad, al final de la avenida Sarmiento donde no hay viviendas alrededor”, explicó.
Con respecto a los salones de fiesta, el dirigente comentó que únicamente quedaron en pie aquellos que fueron totalmente acustizados. “El resto tuvo que cerrar”.
En referencia al ruido domiciliario especificó que cuando un vecino saca su equipo a la vereda y molesta a otro con el sonido, viene el inspector municipal con la policía y se lo secuestran, lo llevan a la comuna y el infractor no lo recupera hasta que paga la multa respectiva.

Permiso vecinal
Luego manifestó que uno de los logros más importantes que consiguió su Asociación fue la obligatoriedad del permiso vecinal.
“Hoy en Resistencia no se puede instalar ningún negocio o realizar un espectáculo que emita ruidos al exterior sin el consentimiento expreso de todos los vecinos que viven en la zona”, precisó.
Posteriormente contó que en lo personal logró la inhabilitación total y permanente de una cancha de fútbol que tenía frente a su casa desde la que lo peloteaban durante varias horas por día. “Tuve que batallar durante 10 años y recurrir a la justicia pero finalmente logré un fallo ejemplar y ahora desaparecieron casi todas”.

Templos evangélicos
Por último, indicó que en Resistencia lograron clausurar definitivamente tres templos evangélicos que propalaban al exterior música a altísimo volumen al realizar sus alabanzas. “Se les habló varias veces pero fueron indiferentes y al final les cayó todo el peso de la ley”, concluyó.
Al finalizar el encuentro, tanto Regis como Jorge Echeverz, coordinador general de Unidos por el Silencio, acordaron intensificar los vínculos entre ambas asociaciones para beneficio de los vecinos de ambas ciudades.

Publicado por diario digital Momarandu.com Disponible en sitio web:

No hay comentarios:

Publicar un comentario