miércoles, 5 de noviembre de 2014

FORMOSA

Aumentaron las denuncias entre vecinos por ruidos molestos

La lucha de Unidos por el Silencio sigue extendiéndose en distintos lugares del país. Ahora en la ciudad de Formosa crecieron las denuncias y los conflictos generados por la intensidad del tránsito, instalación de lugares nocturnos y vecinos maleducados que tienen la costumbre de escuchar música a alto volumen.
Ante estos nuevos focos y especialmente los generados entre vecinos, se incrementó la labor de intervención del servicio 911 de la Policía de la provincia y el teléfono fijo 4436180 de la dependencia municipal encargada de controlar la convivencia entre los ciudadanos.

Denuncias
“Desde que se instalaron algunos comercios como salones de fiestas nos vemos perjudicados por los ruidos molestos que se producen durante los fines de semana, y en algunas ocasiones de lunes a viernes también. Hace poco más de un año que uno de estos nuevos salones empezó a funcionar sin estar habilitado por lo que fue clausurado en varias oportunidades, alrededor del mes de marzo finalmente la municipalidad lo habilitó y continúa realizando todo tipo de fiestas y eventos sin respetar las normas vigentes en cuanto a los decibeles en el sonido”, contó una vecina de la Terminal de Ómnibus que vivió desde siempre en la zona y advierte el cambio que sufrió el barrio.
Ante el crecimiento de denuncias, Radio Uno y El Comercial hablaron con el Director del Bromatología Municipal Guillermo Romero sobre los ruidos molestos en distintos momentos de la semana, de los que se quejan numerosos vecinos de la ciudad.
Al ser consultado sobre si los vecinos acuden a los organismos correspondientes para hacer la denuncia, Romero expresó que se reciben esos reclamos que tienen que ver con ruidos molestos cada vez con mayor frecuencia. “Ruidos molestos no son solo por la música fuerte ni tampoco porque se realiza algún otro tipo de evento que puede ser considerado molesto, simplemente la molestia puede ser de alguna actividad cualquiera como ser la actividad de algún taller”, declaró.
El funcionario diferenció lo que ocurre con fiestas en una casa de lo que ocurre con otro tipo de actividades y manifestó que generalmente hay momentos como los de la siesta en que el ruido es muy molesto para aquellos que quieren descansar. “Lo mismo sucede a la noche cuando alguien desea reposar” indicó, remarcando también que puede haber en un hogar afectado por los ruidos, una persona enferma o de corta edad sensible a los mismos.

Sanción
“Hay una ordenanza que establece los decibeles y la ciudad está dividida en distintas zonas” declaró Romero, mientras comentó que en el caso de la zona residencial se encuentra el tope más bajo.
“Hay niveles de ruidos que tienen que ver con la actividad urbana, llámese escapes de vehículos, ruidos de la propia actividad diaria del tránsito, pero en cada uno de los casos que genere molestia, nosotros recibimos esas denuncias e intervenimos”.

Multas
Cuando se trata de música a alto volumen, se utiliza un sonómetro con el que se controla el ruido.
Según las estadísticas, la gran mayoría de los infractores atiende a los inspectores “por cuestiones de respeto hacia la autoridad” y generalmente hay un entendimiento, pero cuando no sucede, se le cobra multa. El objeto del acta de infracción no es recaudar sino que tiene fines de establecer un marco de convivencia entre vecinos que debe respetarse”, concluyó.

Publicado por diario El Comercial de Formosa. Disponible en sitio web:

No hay comentarios:

Publicar un comentario