martes, 22 de diciembre de 2015

CHACO

Muerte por ruidos molestos en Resistencia

Luis Mañanes, un reconocido óptico de Resistencia, falleció recientemente debido al estrés producido por ruidos y vibraciones provenientes de una obra en construcción y un boliche cercano a su domicilio, que fue habilitado por la Municipalidad de Resistencia sin estar debidamente acustizado.
Mañanes (foto), quien pertenecía a la agrupación Vecinos Afectados por Boliches de Argentina, había iniciado acciones legales y reclamos ante el avasallamiento al derecho a la salud y el descanso que era sometido los días jueves, viernes y sábados por el local bailable denominado “Big Sound Nigth Club”.
Todos los fines de semana llamaba a ruidos molestos. Cuando no era escuchado, pedía un servicio médico de emergencia, le tomaban la presión y constataban que la intensidad de la música se la hacía subir peligrosamente.
El fin de semana que falleció justamente no estaba funcionando el boliche, él había conseguido que lo clausuren por dos fines de semana hasta que se hicieran mejoras para que el sonido no invadiera su vivienda pero el auxilio de la ley llegó demasiado tarde y su corazón no resistió tantas agresiones.
En una oportunidad se vio ingresar obreros al boliche y se pensó que la cuestión del sonido iba a mejorar pero no mejoro en nada, nadie de la municipalidad vino a preguntar a los vecinos si ya no se escuchaba la música y todo siguió igual. Incluso, después de la muerte de Mañanes, los propietarios del local resolvieron ignorar lo sucedido y siguieron trabajando como si nada.
Al margen de ser un perito óptico, “Don Luis”, como se lo conocía en el ambiente local, era un ciudadano caracterizado por sus numerosas obras de bien. Sus aportes al tratamiento de la miopía y donaciones a niños carenciados fue coronado por el premio instituido por él "Anteojos Dorados": un reconocimiento a personas de bien que viven en la capital de la provincia del Chaco.
Jueves, viernes y sábados ininterrumpidos de decibeles y vibraciones superiores a toda lógica fueron deteriorando su salud y terminaron con su vida a la edad de 76 años. Valga este recordatorio a una personalidad destacada de nuestro medio y una reprobación a las autoridades que habilitan estos locales en total violación a la dignidad y a los derechos humanos.

Manuel Rayano
Coordinador de la Agrupación “Vecinos Afectados por boliches en Argentina”
Integrante de Red de vecinos contra ruidos molestos y contaminación acústica

Publicado por Corrientes en el Aire. Disponible en sitio web:

No hay comentarios:

Publicar un comentario