miércoles, 30 de diciembre de 2015

LA PACIENCIA TIENE UN LÍMITE

Asesina a su vecino por poner música a todo volumen

Harto de padecer ruidos molestos, un hombre de 65 años asesinó a tiros a su vecino de 45 por negarse a bajar el volumen de la música que escuchaba.
El suceso ocurrió en Villa Madero, partido de La Matanza provincia de Buenos Aires. La víctima actuó bajo el estado de emoción violenta porque estaba cansada de soportar en su domicilio las agresiones acústicas que le infringía el fallecido desde su propiedad con diferentes excusas.
Según la Policía del distrito noreste de La Matanza, el agresor acústico se encontraba realizando una fiesta con otras personas, cuando el danmificado acudió para solicitar que bajara el volumen de la música porque le molestaba. Lejos de responder a su pedido, invocó un derecho inexistente, el de poder hacer en su casa lo que le viniese en gana sin importarle en lo más mínimo el perjuicio que le ocasionara a sus conciudadanos. Ante semejante e irrespetuosa afirmación, se produjo una acalorada discusión que terminó con varios tiros a quemarropa, que acabaron con la vida del “organizador de la fiesta”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario