jueves, 16 de abril de 2015

CORRIENTES

Vecinos del barrio 17 de Agosto se oponen a la apertura de local bailable

Un gru­po de ve­ci­nos del barrio 17 de Agosto se autoconvocaron a 150 metros de la rotonda de la Virgen de Itatí para manifestarse contra de la reapertura de un Salón de Fiestas ubicado por ave­ni­da In­de­pen­den­cia al 5200.

El local ya fue clausurado en la gestión del intendente Espínola por violar el Código de Nocturnidad, ya que estaba ubicado a menos de 200 metros de una escuela y carecía de aislamiento acústico.
Uno de los mayores pro­ble­mas que plan­te­an los ha­bi­tan­tes de la zo­na es que tienen información de que el local sería alquilado a un empresario con intenciones de organizar bailes a cielo abierto (en el patio del predio) lo que está prohibido por ordenanza, impediría el descanso y los obligaría a volver a padecer los efectos de la música a alto volumen.
La protesta vecinal es liderada por Adela Navarro una de las principales referentes de la Asociación Unidos por el Silencio quién luego de una larga lucha había logrado la clausura definitiva.

Tortura acústica
“Nosotros tuvimos ocho años de tortura, sin poder dormir a causa de los ruidos molestos, con gente enferma y anciana que sufrió mucho, tuvimos que soportar seguidores de grupos de cumbia en las esquinas, basura y olores a orina por todos lados en las mañanas y no estamos dispuestos a pasar por lo mismo”, declaró a un medio radial.
Por este motivo advirtió “no bajaremos los brazos y tampoco vamos a permitir que vuelva a suceder lo mismo porque ese local no está preparado para ese tipo de uso, carece de aislantes sonoros y la ley nos ampara”.
Marcela, otra de las vecinas linderas al local comentó “ha­ce dos años que co­men­za­mos a tener un po­co en paz y aho­ra nue­va­men­te quie­ren con­ver­tir es­to en un lu­gar don­de se jun­ta gen­te has­ta al­tas ho­ras de la no­che, escucha mú­si­ca a to­do vo­lu­men, no nos de­jan dor­mir ni sa­lir o en­trar de nues­tras ca­sas. No lo va­mos a tolerar y va­mos a lu­char has­ta las úl­ti­mas consecuencias”, di­jo a un matutino de tirada masiva.

Unidad vecinal
Por su par­te, Su­sa­na se­ña­ló que “los ve­ci­nos es­ta­mos to­dos uni­dos y ha­ce tiem­po ve­ni­mos lu­chan­do por es­ta cues­tión por­que ha­ce más de 30 años que vi­vi­mos acá y que­re­mos que se res­pe­ten nuestros derechos”, sen­ten­ció.
El dra­ma es de vie­ja da­ta y tras una se­rie de re­cla­mos los ve­ci­nos ha­bí­an lo­gra­do años atrás que el Mu­ni­ci­pio re­a­li­ce la clau­su­ra pero en estos dí­as se en­te­ra­ron de que otro inquilino po­dría re­a­brir el sa­lón de fies­tas. Por es­ta ra­zón, se reu­nie­ron con él y le ex­pre­sa­ron su des­con­ten­to. Asimismo, en charlas con el director de Control Urbano de la Municipalidad de Corrientes, pudieron asegurarse que si no está en condiciones, el local no será habilitado. “Te­ne­mos mie­do de que se ins­ta­len pri­me­ro y des­pués pi­dan ha­bi­li­ta­ción co­mo su­ce­dió an­tes”, di­jo otra de las ve­ci­nas y pi­dió que el Municipio no lo permita.

Publicado por Radio Dos. Disponible en sitio web:

Publicado por Radio Sudamericana. Disponible en sitio web:

Publicada por Radio Sudamericana. Disponible en sito web:

Publicado por Diario Época. Disponible en sitio web:

Publicado por La Voz de Corrientes. Disponible en sitio web:

Publicado por Radio Fénix del Paso. Disponible en sitio web:

Publicado por La Ciudad.com.ar Disponible en sitio web:

No hay comentarios:

Publicar un comentario