miércoles, 9 de agosto de 2017

AHORA TAMBIÉN TIENEN SEGUIDORES

El drama de los autos baffle en Corrientes

Desde hace poco más de dos años, vecinos del barrio 17 de Agosto denuncian que todos los fines de semana son víctimas de la violencia acústica que se padece en la zona de la plaza del Mercosur y la rotonda Virgen de Itatí, donde diferentes grupos de jóvenes y adultos se reúnen a tomar bebidas alcohólicas y a escuchar música a volúmenes elevados haciendo caso omiso a cualquier llamado de atención.  
En comunicación con Beatriz, una vecina que vive en cercanías de la mencionada plaza, señaló a EL LIBERTADOR que “las veces que se llamó al 0800 de la Municipalidad para denunciar por ruidos molestos, se enviaron inspectores al lugar, pero una vez que se retiraban, quienes estaban con sus autos baffle volvían a elevar el volumen de la música y aumentaban los disturbios”, ya que ahora también cuentan con seguidores motorizados como los grupos de cumbia.
Luego agregó “es necesario que al igual que sucede en la zona del microcentro o en la costanera, la plaza Mercosur y la Rotonda cuente con presencia policial y Guardia Urbana permanente para que se respete a los vecinos”. 
“Uno sale de trabajar y llega a su casa con la intención de descansar, pero se encuentra con que desde el atardecer ya se juntan los grupos (autos y motocicletas) a tomar bebidas alcohólicas y a escuchar música por encima de los 100 decibeles; que lo único que generan es que uno tenga ganas de irse a vivir a otro lugar”.
“Además de quitarnos el sueño, también producen serios daños en nuestra salud, porque soy hipertensa y no puedo estar tranquila en mi propia casa debido a vivimos en una ciudad donde el agresor acústico tiene más derechos que las personas pacíficas”, sentenció.
Otra vecina de la zona, detalló también que “el volumen elevado de la música hace que las puertas y ventanas vibren todo el tiempo”.
Se denuncia desde hace dos años esta situación, pero ningún funcionario municipal hace nada por frenar la violencia que se vive en la zona y es algo que ya no se puede soportar.
"No sólo generan disturbios, sino que además vienen a orinar sobre las paredes de las viviendas e incluso se generan riñas entre ellos constantemente", manifestaron los vecinos, a lo que agregaron que "sin ir más lejos, hace unos días un joven fue herido a tiros cuando estaba con su novia en la plaza". 

Publicado por diario El Libertador de Corrientes. Disponible en sitio web:

No hay comentarios:

Publicar un comentario